The Wave, la "Ola", en Arizona

Arizona guarda muchos secretos, uno de los más espectaculares, es la llamada “ola del desierto”, una formación rocosa modelada magistralmente por el viento

Arizona guarda muchos secretos, pero quizás entre los más espectaculares, está la llamada “ola del desierto”, una formación rocosa modelada magistralmente por el viento, de un difícil acceso, tanto que incluso quienes viajan a fotografiarla, a veces regresan frustrados por no poder encontrarla.

 

La ola es una formación arenisca situada en una reserva protegida (Paria Canyon-Vermilion Cliffs Wilderness) al norte del estado de Arizona, en Estados Unidos. Para visitar el lugar, una oficina gubernamental otorga apenas 20 permisos por día.

 

La Ola de Piedra de Arizona se formó durante el Jurásico, alrededor de 190 millones de años atrás en el tiempo. Según los expertos, en el lugar entonces existía un conjunto de dunas, que acabaron por convertirse en una roca compacta con el paso del tiempo. La erosión del viento y la lluvia hicieron el resto del trabajo, surcaron el terreno, dándole sus particulares formas sinuosas y onduladas.

 


Se puede acceder en coche hasta un sitio cercano a La Ola de Arizona, pero luego se debe seguir la travesía a pie por el desierto. Es una caminata de 4,8 kilómetros de ida a través del desierto, con altísimas temperaturas, fuertes vigorosos, tormentas de arena y escasa sombra.

 

La ida y vuelta hasta La Ola son casi 10 kilómetros de caminata con una temperatura que puede superar fácilmente los 38 ° C, por lo que se debe ser consciente que es un esfuerzo físico muy importante, no apto para cualquier persona. Con mucha suerte, podremos encontrar en el lugar pequeñas piscinas naturales dejadas por alguna tormenta reciente, y podremos hasta tomar un baño junto a una comunidad de renacuajos que pueden sobrevivir durante varios días.


Además, es un sitio difícil encontrar, ya que no hay una buena señalización. Como parte de la política para mantener la integridad natural de la región (hablamos de un lugar donde se debe caminar con mucho cuidado ya que algunas de estas piedras son muy frágiles y pueden dañarse) no hay un camino oficial a La OlaLos excursionistas deben gestionar permisos para hacer su visita en la Oficina de Administración de Tierras (BLM) de Estados Unidos, el organismo que administra este desierto. Allí, se les proporciona a los viajeros una guía oficial para llegar hasta La Ola de Piedra, la cual está diseñada para ser usada con brújula, GPS, o mediante la navegación visual.


Sin embargo, no es extraño que los excursionistas se pierdan en el desierto. En los últimos años se han registrado un número significativo de viajeros que se han extraviado, y casos en donde han debido intervenir los servicios de Búsqueda y Rescate de los estados de Arizona y Utah.



Compártenos en Facebook