¿un AK-47 en la bandera de Mozambique?

Bandera de Mozambique
Bandera de Mozambique

La bandera nacional de Mozambique fue adoptada el 1 de mayo de 1983. Presenta la imagen de un fusil AK-47 y es la única bandera del mundo que representa un fusil moderno.

 

Respecto a su simbología, el color verde hace referencia a la riqueza del suelo (flora y fauna).  El color negro representa al continente africano. El amarillo hace alusión a las riquezas del subsuelo. El blanco, a la paz. Y el color rojo a la resistencia secular al colonialismo, el combate del pueblo por la independencia y la defensa de la soberanía.

 


Respecto a sus emblemas, la estrella amarilla refleja la solidaridad del pueblo y la creencia en el socialismo; el libro, la educación; la azada, los campesinos y los agricultores; el AK-47, la determinación del pueblo para proteger y defender su libertad. La presencia simbólica del arma es una desgarradora evocación de la violencia armada que Mozambique ha experimentado durante su corta historia como nación independiente. 


La retirada o no del AK 47 en la bandera todavía provoca controversia. En 2005, el país organizó un concurso para sustituirla por otra nueva. La idea no gustó y después de una década el diseño original sigue siendo el oficial. Para entender la controversia de la bandera en Mozambique hoy, es necesario mirar a lo que pasó en el país durante el siglo XX.


En 1960 empezó el proceso de desmantelamiento de la mayoría de los imperios coloniales en África. En Mozambique, el conflicto estalló en 1964 como resultado del malestar y la frustración existente entre gran parte de la población indígena que percibía al gobierno colonial extranjero como un modo de explotación y maltrato que sólo servía a los intereses económicos portugueses en la región. Este descontento supuso la aparición del movimiento guerrillero FRELIMO (Frente de Libertação de Moçambique) y desembocó en la Guerra de Independencia de Mozambique.  La guerra comenzó oficialmente el 25 de septiembre de 1964, y terminó con un alto el fuego el 8 de septiembre de 1974, del que resultó una independencia negociada en 1975 tras los acuerdos de Lusaka. Se estima que durante el conflicto murieron 50.000 civiles, 10.000 combatientes del FRELIMO y 3.500 portugueses. 


La victoria del FRELIMO, apoyado por la Unión Soviética y Cuba, propició la creación de un grupo contra gobierno, el RENAMO (Resistência Nacional Moçambicana), financiado por Sudáfrica durante la época del apartheid. Esto culminó en la Guerra Civil que se extendió desde 1977 hasta 1992.


La violencia armada y el hambre causaron un millón de muertos. Además el Departamento de Estado de EE.UU. afirma que el conflicto produjo 5 millones de desplazados. Otra consecuencia trágica de la guerra fue los cientos de minas antipersona colocadas por todo el país. Décadas de guerra y la muerte de miles de personas han dejado huella en la memoria colectiva de los mozambiqueños. El gobierno del FRELIMO añadió a la bandera el AK 47 como un testigo de esta triste historia.


El antagonismo entre FRELIMO y RENAMO sigue bloqueando el cambio de la bandera. El parlamento discutió la posibilidad de retirarla en 2005. A su vez, un diputado del FRELIMO, Hama Thay, dijo a Reuters que “la bandera nacional y su emblema son símbolos históricos que no queremos abandonar”. En el lado contrario, un vocero del RENAMO, Eduardo Namburete, afirmó que este tipo de símbolo nacional no refleja la realidad de hoy, ya que fue adoptado en un periodo muy diferente. El debate no gira sobre la estética de la bandera sino que es en realidad una disputa sobre el significado de la nación. Se trata de un conflicto entre FRELIMO y RENAMO ya no sólo con armas sino también con símbolos.


Hoy, Mozambique es un país con un acelerado crecimiento y, a pesar de las percepciones públicas, la violencia en el país ha disminuido mucho. La bandera es un testimonio de la fuerza de la memoria mozambiqueña – un recuerdo de los que lucharon y murieron por la independencia de su país. La Historia demuestra que las naciones nacen a menudo a través de la violencia.


Compártenos en Facebook