Cráter del volcán Dallol, en Etiopía

Dallol es un cráter volcánico, o “maar”, en la depresión de Danakil, al noreste de la cordillera Erta Ale en Etiopía. Sin duda se trata de uno de los parajes más curiosos del mundo.

Dallol es un cráter volcánico, o “maar” en la depresión de Danakil, al noreste de la cordillera Erta Ale en Etiopía. Se formó por la intrusión de magma basáltico en los depósitos de sal del Mioceno y la actividad hidrotermal posterior. Las erupciones freáticas ocurrieron en 1926, formando el volcán Dallol, mientras que otros cráteres de erupción salpican los salares cercanas. Estos cráteres son los respiraderos volcánicos subaéreos más bajos del mundo, a 45 metros por debajo del nivel del mar.

 

De entre los surtidores que salpican el lugar, hay numerosas fuentes termales que están descargando salmuera y líquidos ácidos en esta zona.

 

El término Dallol fue acuñado por los Afar y significa disolución o desintegración. Es una clara alusión a la naturaleza del paisaje, formado por estanques verdes y amarillos, ácidos, con óxido de hierro, azufre y llanuras de sal.

 

En ciertos aspectos, el lugar recuerda a las fuentes termales del parque de Yellowstone, en Estados Unidos.

 


A pesar de su geología surrealista, está habitado por seres humanos desde hace años, y si bien el número de habitantes es muy bajo, son suficientes para considerarlo el lugar de agua habitado más caliente del mundo.


Sin duda se trata de uno de los parajes más curiosos del mundo.

 

 

Compártenos en Facebook