Cerro de los Siete Colores, en Purmamarca

El Cerro de los Siete Colores es uno de los cerros que bordea la Quebrada de Purmamarca. En sus inmediaciones pueden realizarse apasionantes safaris fotográficos, caminatas, cabalgatas y hasta recorridos en bicicleta.

Galería fotográfica del Cerro de los Siete Colores, pinche sobre la imagen para ampliar

El Cerro de los Siete Colores es uno de los cerros que bordea la Quebrada de Purmamarca la cual es a su vez es un ramal occidental de la Quebrada de Humahuaca ascendente hacia la Cuesta del Lipán, en la provincia de Jujuy, Argentina.

 

Originado alrededor de setenta y cinco millones de años atrás, y conformado por sedimentos marinos, lacustres y fluviales que fueran depositándose en la zona durante siglos, el Cerro de los Siete Colores aparece en Purmamarca como un maravilloso telón de fondo.

 

Sus capas sedimentarias de diferentes tonalidades irradian una magnífica policromía constituyendo una de las mayores atracciones naturales del noroeste argentino. 

 

Es único en la región y en el resto del país. La combinación de colores son los que marcan la diferenciación y deleite para los ojos de quien lo observa.

 

En sus inmediaciones pueden realizarse apasionantes safaris fotográficos, caminatas, cabalgatas y hasta recorridos en bicicleta. Se puede acceder a él en vehículo o en excursiones exigentes del propio esfuerzo físico. El cerro se alza a espaldas de la ciudad de Purmamarca.

 

Compártenos en Facebook