CAMPOS DE LAVANDA EN LA PROVENZA FRANCESA

La lavanda, símbolo de la Provenza. Una multitud de colores violetas y azules tiñen los campos y las montañas de la Provenza durante el período de floración.

La lavanda, símbolo de la Provenza y mundialmente conocida por sus paisajes únicos, es una planta con un perfume incomparable y con propiedades extraordinarias. Una multitud de colores violetas y azules tiñen los campos y las montañas de la Provenza durante el período de floración, de junio a septiembre. Conocida como el “oro azul” (l’or bleu), la lavanda crece de forma salvaje, pero también ha sido cultivada por hombres que han sabido transformarla en una multitud de productos.

 

Las propiedades de la lavanda son conocidas desde la Antigüedad, cuando las flores perfumaban el agua de los baños. En la Edad Media, se descubre su poder desinfectante. Y en el Renacimiento, se desarrolla el comercio del aceite esencial: en Grasse (capital del perfume) comienzan los primeros perfumistas y las primeras tiendas. En la Provenza, es apreciada por sus virtudes calmantes, cicatrizantes y antisépticas. Se utiliza también en aromaterapia y mantiene todas sus propiedades terapéuticas.

 

 


El cultivo de la lavanda en Alta Provenza constituye una oportunidad económica que los habitantes de la región no han querido desperdiciar. Desde la Antigüedad, para las civilizaciones griegas y romanas la lavanda tenía ya los usos que tiene actualmente. En la Edad Media, es planta medicinal o esencia con virtudes preciosas – fue muy eficaz en la lucha contra la peste -. Y a principios del siglo XX se empieza a hablar del “Oro Azul” (“l’OR bleu”). Las expansión en Grasse de las industrias de la perfumería supone el aumento de la demanda de las plantas perfumadas, como la lavanda. La cosecha de aspic y de lavanda fina se generaliza y se organiza.

 

Las cosechas son una ocasión para los pueblos provenzales para hacer fiestas y homenajear a la lavanda: el Corso (desfile) de la Lavande de Valreas, a principios de agosto; la Fiesta de la lavanda de Sault, el 15 de agosto; la Fiesta de la lavanda de Ferrassières, el primer domingo de julio; Fiesta de la lavanda de Laborel, el tercer domingo de agosto; “Montelimar Couleur Lavande” a mediados de julio. También hay ferias, como la Feria de Digne-les-Bains, a finales de agosto.

 

Campos de lavanda en la Provenza francesa
Campos de lavanda en la Provenza francesa

Ruta de la lavanda 1: De Vercors a Diois (220 km)


Época de floración: de mediados de junio a mediados de julio


A las puertas del Parque Natural Regional del Vercors, podrán comenzar una ruta que sigue el río Drôme con múltiples pueblos situados en lo alto de colinas, y los campos de lavanda situados en altura, a menudo lejos de los pueblos y las carreteras principales. Allí conocerán productores que cultivas variedades raras de lavanda y que les ofrecerán diferentes productos, entre los que destacan sesiones de aromaterapia.


Ruta de la lavanda 2: Del Drôme provenzal al Haut-Vaucluse (130 km)


Período de floración: de mediados de junio a mediados de julio


El Mont Ventoux es el que domina los campos de lavanda de esta ruta. Al este, además de “lavandin”, encontrarán viñedos y olivares, típicos también de la Provenza. Y el oeste es la cuna de la lavanda azul, de donde salen los famosos ramos de lavanda de Mévouillon, Laborel, Montbrun les Bains y Ferrassières. En esta ruta podrán degustar también otros productos provenzales, como el nougat de Montélimar, el aceite de oliva de Nyons pero, sobre todo, los célebres vinos Chateauneuf-des-papes. Y, además podrán visitar el célebre palacio de Grignan. Otros pueblos provenzales que pueden visitar son :  La Bégude de Mazenc, Poët Laval, Salles sous Bois, Grignan, Valaurie, La Garde Adhémar, Richerenches, Vinsobres, Nyons y Saint Ferreol Trente Pas.


Les recomendamos también el Jardin de Roussas, un espacio natural donde hay lavanda, rosas y plantas de la región; o el Jardin des Herbes, en La-Garde-Adhemar, con más de 200 especies de plantas medicinales, en 300 m2 de terreno aterrazado.


Ruta de la lavanda 3: Entre Ventoux, Lure y Luberon (200km)


Período de floración: de mediados de julio a mediados de agosto


El Luberon es tierra de pueblos y abadías medievales, y a los pies del Mont Ventoux y de Lure, podrán admirar las grandes extensiones de lavanda que se pierden en el horizonte. Sin olvidar los ocres dorados de Roussillon que se combinan con los violetas de la lavanda y que podemos admirar desde el mirador de Sault. No dejen de visitar el Centro de Descubrimiento de la Naturaleza y del Patrimonio Cinegético, también en Sault, en donde hay dos exposiciones a lo largo de 600 m2: “Senteurs de Lavande” y “Lavanda y Ventoux”.


La región es un conservatorio natural de la biodiversidad y un país de herboristas, donde pueden encontrarse más de 1600 especies de plantas salvajes. el Museo Conservatorio Etnológico de Alta Provenza, en Mane, con su jardín etno-botánico donde nos cuenta las relaciones entre los hombres y el medio ambiente. Y, por supuesto, el Museo de la Lavanda de Coustellet (en la carretera de Gordes), donde podrán admirar la colección de alambiques de cobre del siglo XVI a la actualidad, así como la historia y la tradición en torno a la lavanda.


Ruta de la lavanda 4: Prealpes provenzales, de Baronnies al Buëch (180 km)


Período de floración: de mediados de julio a mediados de agosto


En el país del Buëch, los perfumistas aprecian enormemente el cultivo de la lavanda. Visiten en Gap el Jardin y Ecomuseo, formado por un jardín botánico, un jardín francés, uno aterrazado, así como rosales antiguos, y el Ecomuseo agrícola. Hay otro Ecomuseo (gratuito) en Rosans, centrado en el tema de la lavanda. Y la “Maison des plantes” en Buis les Baronnies, donde se describe la historia de las plantas aromáticas y medicinales.

 

Ruta de la lavanda 5: De la Alta Provenza (Haute Provence) al Verdon (168 km)


Época de floración: de mediados de junio a mediados de agosto


En la meseta de Valensole se encuentra la extensión de “lavandin” más grande de las rutas de la lavanda, donde las abejas liban solamente las flores azules, lo que da ese gusto tan particular a la miel de la lavanda. Visiten el “Jardin des Cordeliers” en Digne les Bains, donde podrán descubrir unas 650 especies de plantas locales. Y también la jabonería de la Tour de Guet, en Castellane, con jabones artesanales de lavanda y otras plantas de la zona.

 

Ruta de la lavanda 6: Prealpes d’Azur y región de Grasse (70 km)


Período de floración: de mediados de junio a mediados de agosto


Esta ruta une la zona de la Alta Provenza con la Costa Azul. Discurre por el Parque Natural de Prealpes d’Azur, un parque natural regional creado en 2012, situado entre la Costa Azul y las altas montañas del Mercantour. Una zona de montañas medias, gargantas, bosques y valles agrícolas. La ruta sale de Castellane y va por la célebre carretera de Napoleón, pasa por la meseta de Caussols, el magnífico pueblo de Gourdon, de obligada visita (con su bello castillo (en la foto) y sus jardines y las Cascadas du Loup), y, la etapa final, la hermosa ciudad de Grasse, capital del perfume, a un paso del Mediterráneo. Si se deciden por esta ruta de la lavanda, no dejen de dejar unos días para recorrer la Costa Azul.

 

Ruta de la lavanda 7: Orange, Vaison la romaine, Sault, Forcalquier y Manosque (155 km)


Época de floración: de mediados de junio a mediados de julio


Una ruta que parte de dos de las ciudades más ricas de la Provenza a nivel de patrimonio monumental, como son Orange, con su teatro romano y Vaison la romaine, con el yacimiento arqueológico más grande de Francia. Además de pasar por algunos de los pueblos provenzales más pintorescos, con espléndidos campos de lavanda a sus alrededores: Sault, Forcalquier y Manosque.

 


Compártenos en Facebook