El Cañón del Antílope, Arizona

Antelope Canyon o en castellano Cañón del Antílope, es uno de los cañones más fotografiados de los Estados Unidos, el cañón está dentro de una reserva de los indios navajos.

Antelope Canyon o en castellano Cañón del Antílope, es uno de los cañones más fotografiados de los Estados Unidos, la estrechez de sus paredes hace que la escasa luz que penetra, le de a la rojiza roca arenisca unos colores espectaculares. Debe su nombre a los rebaños de antílopes que pastaban hace ya muchísimo tiempo, durante la temporada invernal por el interior del cañón.

 

Como en el caso de Monument Valley, el cañón está dentro de una reserva de los indios navajos, por lo que todo el funcionamiento de este espacio natural está gestionado por ellos. De hecho para recorrer Antelope Canyon es obligatorio contratar a un guía navajo, debido a los grandes peligros que esconden estas estrechas paredes, especialmente hay un gran riesgo de inundación si empezara a llover.

 

Los navajos consideran el Cañón del Antílope un lugar espiritual, para ellos es como adentrarse en una catedral, para estar un poco más cerca de sus dioses y en armonía con la madre naturaleza. En navajo recibe el nombre de Tsé Bighánílíní, significa literalmente "lugar donde corre el agua a través de las rocas".

 


Antelope Canyon se formó por la acción del agua, que fue horadando durante millones de años las curiosas formas que se pueden ver dentro de estas estrechas paredes. Aunque está ubicado dentro del desierto de Arizona, las lluvias torrenciales son abundantes en esta zona, por lo que los pasadizos del cañón se pueden inundar en cuestión de pocos minutos.

 

A diferencia del Gran Cañón del Colorado que te permite asomarte a un mirador y disfrutar de la inmensidad, Antelope Canyon se encuentra oculto bajo el suelo, aunque viendo la entrada no lo parezca, en algunas zonas del cañón se puede llegar a alcanzar los 40 metros de profundidad.

 

Está dividido en dos zonas, Upper Antelope Canyon que es la parte alta y la más visitada y Lower Antelope Canyon, la parte baja y menos explorada debido a su inaccesibilidad, de hecho en muchos tramos de la parte baja, es necesario bajar por escaleras instaladas en estrechos pasadizos. 


Upper Antelope Canyon es la única parte del cañón que no tiene ningún cambio de elevación, es decir todo el camino discurre llano entre las paredes, por eso es la zona más abarrotada por los turistas, en verano se pueden concentrar cientos de personas en algunas áreas bastantes estrechas. La ventaja de esta parte es también la iluminación de las fotos, especialmente en las horas centrales de los meses de verano, la luz entra directamente entre los agujeros de las rocas, formando los conos luminosos que tan famoso han hecho este cañón.

 

Lower Antelope Canyon aunque tiene el inconveniente de la dificultad de acceso, es la zona más virgen, de hecho la propia entrada ya te permite hacerte una idea de lo que te espera dentro, se accede por una escalera ubicada en una estrechisima abertura entre las paredes del cañón. El otro problema de lo angosto de las paredes en esta zona, es que es más difícil capturar la luz que llega hasta el fondo del cañón, a diferencia del Upper Antelope Canyon, las mejores horas para hacer buenas tomas fotográficas es al principio y al final del día. A esta parte baja los indios navajos la llaman Hazdistazí, que significa "arcos de piedra en espiral".

 

Antelope Canyon permanece abierto, desde mediados de marzo hasta octubre de 08:00 a 17:00 horas y desde noviembre a principios de marzo, de 09:00 a 15:00 horas. Puede permanecer cerrado si hay peligro de inundaciones en la zona. 


El precio de la entrada general son 6$, los menores de 7 años tienen el acceso gratuito. Además del precio de la entrada hay que abonar el precio de la visita guiada, ya que como hemos comentado es la única forma de visitar el cañón.

 


Compártenos en Facebook